Gastos de envío gratuitos para España a partir de 24€
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Cuidado y seguridad

Nuestros productos están hechos a mano con materias primas naturales y requieren instrucciones de cuidado especial como si fuese tu piel. Sigue estos consejos sobre cómo cuidar nuestros productos para que duren más tiempo.

Para limpiarlo, utiliza agua, jabón y un paño húmedo. No se debe esterilizar (exponer a alta temperatura) ni tampoco guardar en la nevera. Piensa que es un producto natural.

No es aconsejado dejar en contacto directo con la luz del sol o cualquier luz artificial durante largos períodos de tiempo, ya que el color puede apagarse como cualquier producto natural.

Preferiblemente no almacenar en lugares húmedos, como cualquier producto natural. Si se usa en la bañera, secarlo después de usar, al aire o con una toalla.

No hay dos productos iguales. Son hechos a mano, pintados cada detalle con cariño. Ser diferentes es lo que los hace únicos, y lógicamente puede haber pequeñas imperfecciones.

La forma y el volumen del producto pueden ser alteradas por variaciones de temperatura. Si son herméticos, la presión de dentro ante un cambio de temperatura puede producir mínimas deformaciones.

Tanto los materiales como las pinturas son naturales. Las pinturas son homologadas para bebés desde 0 años. No te preocupes.

Para estar seguros, cumplen con la normativa más exigente (EN71) tanto en los materiales utilizados (naturales) como en su elasticidad, y forma para evitar cualquier problema.

Nuestros productos de látex se fabrican a partir de la savia lechosa (látex) del árbol del caucho, Hevea. El látex es agradable y blando al tacto, especialmente de bebés. Son extremadamente flexibles y resistentes al desgarro que hacen los bebés con los primeros dientes. Debido a su origen natural, el látex tiene un ligero sabor propio.